Ritual con Arroz y Sal para atraer dinero y acabar con las d…

Ritual con Arroz y Sal para atraer dinero y acabar con las deudas

Este ritual para el dinero tiene dos partes.

La primera se hace durante la luna creciente o nueva y la segunda durante la menguante.

Necesitaremos dos frascos de vidrio con tapa. El vidrio puede ser claro o verde pero de ningún otro color. También un sobre pequeño rojo, dos pedazos de papel blanco o papel pergamino, 3 granos de pimienta,arroz, un espejo de cualquier tamaño, y sal de mar (la podemos encontrar en el supermercado).

Empezaremos el ritual para dinero durante el primer día de luna creciente o luna nueva . En el primer frasco de vidrio, coloque arroz crudo hasta la mitad del frasco. En el papel escriba la suma de dinero que quiere recibir, ya sea un total o una cantidad mensual o bien semanal.
“Mi ingreso mensual constante es de al menos €XXXX. Recibo con alegría esta cantidad cada mes, de la manera más conveniente para todos los involucrados y de acuerdo a mi propósito superior divino.”

Dobla en cuatro este papel y guárdalo en el sobre rojo.
Meta el sobre rojo dentro del frasco y cúbralo con el arroz hasta que no se vea. Coloca los tres granos de pimienta sobre el arroz.
Tape el frasco.

Escoja un lugar de su hogar donde colocar el frasco en donde nadie lo vaya a tocar. Coloque el frasco sobre el espejo de manera que se refleje en él.
Lo reemplazaremos cada luna nueva o cada vez que desee atraer más dinero.

Si tienes deudas pendientes, ejecuta la segunda parte de este ritual para dinero durante la luna menguante.
En el otro frasco de vidrio, verteremos la sal de mar y escribiremos en el pedazo de papel la deuda de la cual nos queremos deshacer.
“Mi deuda de €XXXX a (escribiremos el nombre de a quien le debemos este dinero) está completamente pagada y cancelada satisfactoriamente de tal manera que todos los involucrados obtienen lo que necesitan de la manera más conveniente y de acuerdo a las leyes divinas. No tengo más deudas pendientes. ”

Doblamos el papel en dos, lo colocamos dentro del frasco y lo cubrimos con la sal de mar. Taparemos el frasco.
Guarda el frasco en un lugar donde nadie lo pueda tocar y lejos del primer frasco.

Consérvelo hasta que la deuda sea cancelada o perdonada.



Pepita Vilallonga Youtube

No hay comentarios

Dejar un comentario